Lavazza presenta el calendario 2017 “We Are What We Live” realizado en colaboración con Slow Food

En Indonesia, las mágicas aguas del lago Tanjung parecen reflejarse en los

labios de un cultivador de café. En Sri Lanka, la apreciada palmera kitul se

difumina entre las líneas del rostro de un recolector de melaza. Y en India,

miles de abejas de Kotagiri parecen entrelazarse con las marcas y las arrugas

de un viejo recolector de miel milflores. La magia de la “geografía de los

rostros” es la gran protagonista del Calendario Lavazza 2017, “We Are What

We Live”. Creado en colaboración con Slow Food, el calendario ensalza la

relación simbiótica entre los hombres y su entorno natural, entre los

defensores de la tierra y la naturaleza, las plantas o las cosechas.

Desde la India hasta Laos o Vietnam, y desde Sri Lanka hasta Indonesia, el

calendario Lavazza 2017, bajo la dirección creativa de Armando Testa, se

detiene en el Sudeste Asiático para el tercer capítulo del proyecto

fotográfico The Earth Defenders. Después de las instantáneas de Steve

McCurry en África (2015) y las de Joey L. en Centroamérica y Sudamérica

(2016), el fotógrafo francés Denis Rouvre exploró a fondo los rostros de los

defensores de la tierra en Asia a medida que iba ahondando en el entorno en el

que viven y defienden a diario con amor y arrojo. Su sacrificio y dedicación

permiten mejorar las condiciones de vida de las comunidades locales y

hacer frente a las nuevas amenazas derivadas del cambio climático.

Mitad humanidad y mitad entorno natural: el calendario Lavazza “We Are

What We Live” se compone de 12 series de fotografías que se muestran

unas junto a otras. Por un lado está el rostro de un hombre o una mujer sin

artificios, retratados en toda su esencia y naturalidad. Por otro lado hay un

lugar, un paisaje que representa el entorno en el que viven y la naturaleza

donde trabajan. En las fotografías de Rouvre es como si las dos mitades –

personas y entorno natural – se superpusieran y se modelaran la una a la otra:

cada retrato es también un paisaje y cada paisaje acaba siendo un retrato.

«Somos lo que vivimos. El tema central del calendario Lavazza 2017 es el

vínculo físico, la simbiosis entre las personas y su entorno natural. Lo uno no

puede prosperar sin lo otro –señala Francesca Lavazza, miembro de la junta

directiva de Lavazza–, y los dos se unen tan profundamente que comparten

momentos de satisfacción, sufrimiento, mal tiempo y sudor. Para el tercer

capítulo del proyecto The Earth Defenders nos fuimos hasta Asia junto con

Slow Food y el fotógrafo Denis Rouvre. Allí la naturaleza se despliega en todo

su esplendor y lo que realmente brota es la relación mutua de defensa y

protección que une a agricultores, granjeros y el entorno natural que los rodea.

Compartir/Guardar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *