CONDIVIDERE BY LAVAZZA, NACE EN TURÍN UNA NUEVA FILOSOFÍA DEL SABOR

Condividere: una palabra en Italiano que significa “compartir con los demás” que deriva del latín cum y dividere, «dividir con». Es el nuevo restaurante gourmet CONDIVIDERE by Lavazza y la expresión de una nueva filosofía del sabor, de una nueva modalidad de consumo alimentario, inspirada por el acto de compartir de manera informal platos de autor. Surgirá como parte de la nueva sede Lavazza, en el corazón de Turín, símbolo de una ciudad que quiere ser protagonista de la alta cocina, además de capital del café italiano. Deseado por Lavazza y puesto en práctica junto con Ferran Adrià, CONDIVIDERE by Lavazza contará con una escenografía digna de Óscar, diseñada por Dante Ferretti, con la cocina y la gestión del restaurante en manos de Federico Zanasi, un joven y brillante chef italiano.

«Estudiar. Conocer. Contar: el pasado es fundamental para comprender el futuro y hemos de tener claro que ahora comemos y compartimos, ante todo, conocimiento», así describe Ferran Adrià –filósofo alimentario y gurú de la gastronomía internacional en su Fundación elBulli– el nuevo proyecto de Lavazza: «La idea de CONDIVIDERE nace de la amistad que me une desde hace años con la familia Lavazza. Por eso, en el momento en que me pidieron que colaborase en la búsqueda y la selección de un chef al que confiar el cuidado y la gestión del restaurante, puse de inmediato mi asesoramiento a su servicio, con la intención de encontrar a una persona que abrazase sin reservas nuestro amor por el sabor. Y, juntos, hemos reconocido en Federico Zanasi a la persona adecuada, apropiada para liderar esta aventura y dirigir el restaurante con carisma y habilidad. La idea de CONDIVIDERE ofrecerá una experiencia “compartida”, de alto nivel gastronómico, en un ambiente en el que sentirse a gusto, estar bien y querer estar juntos. Será una nueva forma de entender la gastronomía, centrada en el hombre y su necesidad de sociabilidad, momentos compartidos, búsqueda de la calidad y pasión por la comida. Una experiencia novedosa en un lugar informal y amigable, en el que, sin embargo, compartir la comida tiene como base común el aprecio por la excelencia de las materias primas y de la ejecución».

«Con Ferran Adrià, nuestra relación, basada en la investigación y la innovación, es sólida y fructífera desde el año 2000, en que nos reunimos por primera vez en Turín. Después de 17 años –cuenta Giuseppe Lavazza, vicepresidente de la empresa–, henos aquí, aún juntos, con ganas de sorprendernos mutuamente y proyectar una idea de restauración que nos gusta y cautiva porque se llamará CONDIVIDERE y será parte integral del conjunto de nuestra nueva sede en el corazón de Turín. Hemos pensado en un formato innovador para un restaurante tan democrático como único en su género, que nos permitirá escribir nuevas páginas en el libro de los sabores excelentes, a continuación de las que recogen la inauguración, en 2000, de una tendencia particular, la del Coffee Design, con la que introdujimos el café, de una vez para siempre y con todos los honores, en el mundo de la alta gastronomía. Ahora es el momento de traer a Turín una propuesta capaz de seguir contribuyendo al ya rico panorama gastronómico de nuestro territorio y nuestra ciudad».

Quinientos metros cuadrados de sabor y experiencia: CONDIVIDERE animará la «Catedral», ex central de Enel, en el complejo de la nueva sede Lavazza. Llevará la cocina y dirigirá el equipo del nuevo restaurante Federico Zanasi. Tenaz y determinado, de la generación de 1975, Zanasi ha sido, desde 2012, chef del restaurante del hotel Principe delle Nevi, en Cervinia. En su currículo destacan los nueve años pasados con Moreno Cedroni y, en 2011, el reconocimiento como mejor Sous Chef dell’Anno. «La filosofía de la que parte el nuevo restaurante CONDIVIDERE by Lavazza es única. Nace de un estudio sistemático de las materias primas italianas, del relato de sus orígenes, de la explicación de su historia y su evolución: esa es la base del estilo gastronómico de CONDIVIDERE. Se trata de una experiencia de auténtica Food Democracy, en la que ambicionamos crear un ambiente agradable, en el que el acto de compartir de manera informal nos haga sentir a todos a gusto», comenta Federico Zanasi.

Firma la decoración del nuevo templo del sabor compartido y de la coffee experience Dante Ferretti, escenógrafo premiado varias veces con el Óscar, brazo creativo y amigo de Pasolini, Fellini y Scorsese. Su forma de interpretar este espacio onírico, que pone en primer plano el tiempo como auténtico valor del siglo XXI, es suntuosa, al tiempo que urbana y colorida, en perfecta armonía con la filosofía de la cocina de Zanasi. «Mi oficio consiste en inventar los sueños. En esto me siento absolutamente felliniano, en el sentido de que me gusta todo lo que materializa las visiones y los sueños. Sin aspirar a la perfección, sino a reinventar la realidad. De ahí que diseñar con Lavazza este nuevo espacio me lleve al mundo de los sueños que mencionaba –comenta Dante Ferretti–. En el trabajo me gusta la grandiosidad; en la vida privada, la sencillez. CONDIVIDERE me representa en este sentido, pues lleva la majestuosidad del lugar a dialogar con el placer de estar juntos, de comer con amigos disfrutando de la alta cocina, en un lugar a un tiempo acogedor y de ensueño».

CONDIVIDERE by Lavazza parte de la historia de la cocina italiana, que Zanasi ha analizado durante meses bajo la dirección atenta de Adrià, siguiendo la metodología Sapiens en la Fundación elBulli, estudiando también los textos de la Universidad de Ciencias Gastronómicas de Pollenzo. Zanasi la ha reinterpretado, luego, en una sabia mezcla de tradición e innovación, dando valor a una materia prima siempre de alto nivel cualitativo. Una alta cocina al alcance de todos que, si bien, por un lado, guiña un ojo al enfoque informal típicamente español, por otro, desea redescubrir la camaradería característica de la comida dominical, una costumbre indiscutiblemente italiana.

«CONDIVIDERE tiene la ambición de fusionar la excelencia de nuestros sabores italianos y nuestra gloriosa historia gastronómica con la espontaneidad y la alegría que caracterizan tan profundamente el sentido más profundo de lo que entendemos por hospitalidad italiana –añade Giuseppe Lavazza–. Sin desvelar nada, habrá también lugar para una nueva experiencia cafetera muy especial y sugerente: por primera vez, de hecho, se prestará igual atención y se dará igual importancia a la primera parte de la cena y a la degustación de dulces y el rito final del café, que tendrán lugar en una zona a ello dedicada, separada y convenientemente equipada. CONDIVIDERE será un valiente experimento al servicio del sabor, la alegría, el acto de compartir, la hospitalidad y el talento gastronómico, sin dejar, en ningún momento, de lado la mejor tradición Lavazza, accesible y al alcance de todos».

«He demostrado a Ferran mi determinación y las ganas de sorprenderlo –concluye Federico Zanasi–. Lo que he tenido claro de inmediato es cómo Adrià busca una visión del plato en 360° y una conciencia plena de lo que se presenta. Desea que todo tenga un origen, una motivación y una justificación razonada. Ver cómo lo siguen los chicos que trabajan en su Fundación es ya una experiencia en sí misma: es un gurú que inventa la pasión, la analiza y la pone al servicio de los demás».

Compartir/Guardar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *