El café monodosis desafía crisis

fabbrica-nescafe

El gigante suizo Nestlé fue el punto de partida del café encapsulado que hoy se consume en el mundo.

En 2010, España es el tercer mejor mercado para Nestlé en este rubro de negocios, solamente antecedido por Suiza y España.

El Nespresso, bajo una fórmula gourmet, abrió el mercado y apostó por la elite. Y de tres años a la fecha, Dolce Gusto, la versión para supermercados del concepto, masifica su consumo.

En términos de la estrategia de producción, para España dicha expansión ha supuesto un crecimiento importante en la planta de Nestlé en Girona, que durante los próximos 60 días aumentará su plantilla –80 nuevas plazas- con miras a producir 400 millones de cápsulas en 2011.

El 70% de dichas monodosis están destinadas a comercializarse en el resto de Europa y en Japón.

Información presentada por Nestlé al mercado de valores suizo (SIX) confirma que mientras la previsión de ventas de Nespresso es cifrada en 3.000 millones de francos suizos para el 2010, la facturación de Dolce Gusto rozará los 800 millones de francos en el Viejo Continente.

Cada año se consumen en el mundo 501 billones de tazas de café, según cifras de la Organización Internacional del Café (OIC).

En Europa, Suiza es uno de los principales consumidores europeos con 7 kilogramos por habitante al año; 30% más que los franceses y el doble que los españoles.

Y el mercado del café se ha caracterizado durante la última década por avanzar a paso lento pero constante, con un crecimiento promedio del 0,5% anual, según la OIC.

No obstante, existe un segmento de mercado que desde hace 10 años, e incluso durante lo más cruento de la recesión, crece a un ritmo anual sostenido superior al 20%: el café en cápsulas.

Un mercado que se gestó en Suiza a mediados  de los 80´s y que se democratiza de tres años a la fecha. Su expansión seguirá el mismo ritmo en 2011 a pesar de una taza de café monodosis resulta entre tres y siete veces más cara que su equivalente, de la misma calidad, colado en una cafetera tradicional.

Fuente: SwissInfo

Share

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.