EL ESPRESSO ITALIANO ENTRA EN ÓRBITA CON LAVAZZA, ARGOTEC Y LA AGENCIA ESPACIAL ITALIANA

lavazza_espacial

“Un café espresso es lo que más eché de menos a bordo de la Estación Espacial Internacional.” Este comentario lo comparten muchos astronautas italianos que, durante 13 años, han trabajado en la Estación Espacial Internacional (ISS) y, por fin, su deseo está a punto de convertirse en realidad. De hecho, Argotec y Lavazza han unido esfuerzos con la Agencia Espacial Italiana (ASI) para hacer realidad la posibilidad de tomar un auténtico espresso italiano en la ISS a finales de este mismo año.

En la Misión Futura —la segunda misión a largo plazo de la Agencia Espacial Italiana a bordo de la Estación Espacial— Samantha Cristoforetti se convertirá no solo en la primera mujer italiana en viajar al espacio, sino también en la primera astronauta de la historia en probar un auténtico espresso italiano en órbita.


Su nombre, ISSpresso

ISSpresso inspira su nombre en las siglas de la Estación Espacial Internacional (ISS), donde se instalará. Se trata de la primera máquina de café en cápsulas capaz de funcionar en las extremas condiciones del espacio, donde los principios que determinan la dinámica de fluidos de líquidos y mezclas varían mucho de los que actúan en la Tierra.

Una pausa para el café en el espacio

La nueva “cafetera” de la ISS será el punto de encuentro donde socializar a bordo de la estación, una especie de red social en el espacio, un lugar para reunirse, charlar y relajarse: un aspecto que no debe pasarse por alto en las misiones que mantienen durante muchos meses a los astronautas fuera de casa y en un entorno muy difícil. El innovador sistema de cápsulas no solo podrá preparar los tradicionales espressos, sino también cafés largos y otras bebidas calientes como tés, infusiones y caldo. También se podrá usar para rehidratar algunos alimentos.

Tecnología extraterrestre

El diseño de la ISSpresso ha cuidado hasta el más mínimo detalle para responder a un desafío científico y de ingeniería. Basta con pensar que el tubo de plástico que lleva el agua dentro de una máquina normal de café espresso ha sido sustituido por un tubo de acero especial diseñado para soportar una presión de más de 400 bar. La máquina es tan compleja que pesa sobre unos 20 kg.

Compartir/Guardar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *