LAVAZZA PONE EL ACENTO ITALIANO A LA PRESENTACIÓN DE LOS 50 MEJORES RESTAURANTES DEL MUNDO 2017

Como partner oficial de café, Lavazza es una presencia clave en el evento internacional más exclusivo dedicado a la gastronomía, The World’s 50 Best Restaurants – la prestigiosa lista de restaurantes creada por expertos de la industria y anunciada el pasado día 5 de abril en una ceremonia celebrada en Melbourne. Un evento en que, una vez más, el sello de Italia viene garantizado por Lavazza, marca que ha hecho el espresso italiano grande en todo el mundo. El restaurante neoyorquino Eleven Madison Park, con Daniel Humm a la cabeza, ha sido proclamado el mejor restaurante del mundo en 2017.

Lavazza se enorgullece en patrocinar el premio al mejor ascenso, otorgado al restaurante “Blue Hill at Stone Barns” de Nueva York que ha subido del puesto 37 al 11 en la clasificación respecto al pasado año.

Lavazza fue la primera empresa italiana en trabajar con chefs internacionales. Una innovadora colaboración que se inició en 2001 con Ferran Adrià y siguió con chefs italianos como Massimo Bottura, propietario de la Osteria Francescana –elegido mejor restaurante del mundo en la pasada edición de The World’s 50 Best y nombrado este año como mejor restaurante de Europa y el segundo mejor del mundo. Las alianzas de Lavazza siempre se han centrado en el café como un componente esencial de la experiencia epicúrea, utilizando sólo los mejores blends (mezclas), para producir algunas de las recetas de café más innovadoras y desconocidas, como el èspesso de Adrià, el primer café sólido de la historia, la Coffe Lens de Cracco, y la E-Spoon y la E-Cup, creadas por el destacado chef Davide Oldani con el fin de preservar las cualidades aromáticas de un verdadero espresso italiano.

Chefs de primer nivel, críticos y líderes de opinión acudieron a Melbourne para participar en el evento y tener la oportunidad de disfrutar de Kafa, uno de los mejores cafés del mundo. Este café 100% Arábica crece en suelos no contaminados y naturalmente fértiles.

Lavazza también ofreció a los invitados dos Coffeetails, los nuevos cócteles a base de café Lavazza, ideados por el Lavazza Training Center –la primera escuela del mundo dedicada al espresso, fundada en Italia en 1979 y que hoy cuenta con más de 50 centros en todo el planeta.

Coffeetail No. 50 es una bebida moderadamente alcohólica servida con hielo en una jarra de vidrio que consiste en una base de café Lavazza combinada con ron y un refrescante toque de limón. The Passion Me también se elabora a partir de una base de café Lavazza, esta vez bien frío, que se vierte sobre vodka para luego añadirle menta mahacada, fruta de la pasión fresca y ginger ale.

Lavazza habla una vez más de la innovación y la tradición, emergiendo como el café que mejor encarna la “italianidad” y adaptándose perfectamente tanto a la cocina tradicional como a la más creativa. La asociación de la compañía con este prestigioso evento internacional es una muestra más de los estrechos lazos que Lavazza tiene con la alta cocina en todo el mundo. Durante más de 30 años, Lavazza se ha dedicado a la experimentación, no solo desde sus centros de formación, sino también a través de prestigiosas colaboraciones, como las que la unen a Slowfood y a la Universidad de Ciencias Gastronómicas de Pollenzo.

Excelencia, tradición, innovación, experiencia: la presencia de Lavazza en los principales eventos internacionales dedicados a la alta cocina y en los menús de los restaurantes más exclusivos es un logro de gran importancia para una empresa cuya misión principal es difundir la cultura del café y el verdadero espresso italiano en todo el mundo.

Compartir/Guardar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *